25/10/2014

"Chatterton" de Elena Medel, Visor

 
 Reseña que escribí sobre Chatterton (Visor, 2014)  libro de poemas de Elena Medel que ganó el XXVI Premio a la Creación Joven Colección Visor de Poesía. Dejo el enlace al blog de la Central donde fue publicada, aquí.

 
  
Thomas Chatterton, poeta suicida antes de los dieciocho, es el punto de arranque de este grito que reflexiona sobre la madurez, que hecha solo de tiempo sin cambios no redime del fracaso ni confronta la desesperación.
El autoengaño resiste solo hasta que la realidad impone su propio drama lírico. El yo se convierte en objeto de estudio y, como una entomóloga, la autora, velada en voz poética, escarba descubriendo el juego de espejos que es la literatura. Desmembrada la mariposa, amanecen las decepciones de una generación lastrada de sueños caducos y expectativas ¿exageradas?

El poemario avanza y las imágenes bíblicas interfieren los pensamientos cotidianos, en realidad relatan una ruptura sentimental seguida de derrotada vuelta a casa. En el desenlace, el cazamariposas reposa, la lupa se aleja, la aguja pincha el blanco de la página. La luz se apaga para dejar atrás la calidez onírica del país de las maravillas. Se niega el refugio que supone forzar la desaparición definitiva antes de convertirse en adulto, y esta pausa no es más que carrerilla desencantada para coger impulso y reinventarse.

El libro cierra el ciclo que abrió Mi primer bikini y consolidó Tara, y firma que su árbol genealógico está hecho de papel, no solo de carne. Cemento urbano y poesía de colmena universal. «Después de crecer / mi hogar lo levantaré sobre las ruinas». El borrón o veneno que mató a Chatterton aquí es tinta, punto de partida para construir una vida sin disfraz, el punto final de la palabra fracaso.
 
 

"Esferografías" de VVAA, Editorial Lastura

Aquí vai a  reseña da antoloxía Esferografías (Lastura, 2014) que está composta por poemas do Grupo Bilbao de poetas galegos en Madrid. Esta recensión vén asinada por Vicente Araguas (él mesmo poeta participante no libro) e foi publicada o 19 de Outubro no suplemento "Nordesía" do Diario de Ferrol.
 Aquí vola deixo.
 
Que non bilbaínos, claro, que eu ando a falar desta tropa que se xunta cada mes no Café Comercial da madrileña Glorieta de Bilbao. Si, onde estaban aqueles “pocitos de nieve”, dos que xa falara Don Benito Pérez Galdós (quen soubera do atentado mortal contra Don Juan Prim y Prats entrando, ou saíndo, do devandito café, días de decembro de 1870, pois). Pociños da neve para manter fresquiños os beberetes no duro estío madrileño, antes de que se inventaran as argalladas refrixeradoras que hoxe coñecemos. Para estes veráns mesetarios, cando os tertuliáns do Comercial saímos a fume de carozo camiño de outras derivas.
 
Pois ben estas tertulias (hai quen lles prefire chamar faladoiros) foron ocorrencia do moi bulidor e argalleiro Xavier Frías Conde, que é (“just for a change”) quen coordina o libro que hoxe teño diante miña. Esferografías (Lastura, Ocaña, Castilla-La Mancha, 2014).
 
Trátase dun volume nada voluminoso, fermosamente maquetado (e maqueado, permitáseme o coloquialismo), que insire dez poetas dos habituais (uns máis que outros) no café que rexenta a familia Contreras, frecuentado por Don Antonio Machado, veciño del poisque a súa derradeira morada madrileña fora na Calle General Arrando, a unha carreiriña de can da Glorieta.
 
Eu quero dicir, facendo lóxica omisión de quen isto asina (tamén presente no libro, cun avance ou “tráiler” da súa “work in progress”), que aquí hai poesía, e en xeral, poesía boa. Atopamos no libro donas como Luz Pichel, unha das grandes do momento galego, Ana Cibeira e Verónica Martínez Delgado, transgresoras e revoltadas, ou Begoña Regueiro e Montserrat Villar González, música ben temperada en ambos casos, máis de interiores a primeira, cousa salgada e con maruxías, pois, a segunda. Entre eles, Xavier Frías, pai do invento (e aínda dos inventos), erotómano para o caso, cal esa cuncha que ven sendo en checo, lastura, precisamente.
 
E tamén Luis Luna, autor desta volta duns prosemas (que diría Ángel González) con fondo e forma, enxeño e sabedoría. Logo está Manuel Pereira, a afondar en si mesmo nun xogo de espellos orixinal e senelleiro (cal o oficio poético, por el tan transitado). E, por fin, Rafael Yáñez, glamuroso eexacto, poeta de longo percorrido que se insinúa detrás dunha poética que opera baixo mínimos; moi gratificante xa que logo.
Quixera dicir tamén que, a risco de semellar da Confraría do Santo Reproche, que vai sendo horas de que muden as cousas para os que escriben (escribimos) en galego fóra de Galicia. Que se vexa que esta tropa tamén existe. Que por moi pouco doado que sexa pronunciarse en galego entre Fuencarral, Luchana, Sagasta e Carranza (os límites de Bilbao, lástima fora), isto é o que hai. Un choio fermoso o de Lastura, baixo da man comunada do Frías e de Lidia López Miguel. Pois.
 

Facebook recomenda poesía

 
A voltas de novo coa utilidade das redes sociales ou a dispersión á que nos leva, o escritor e crítico literario especializado nas relacións entre literatura, imaxe e tecnoloxía, Vicente Luis Mora pregúntalle a facebook qué libros de poesía lle recomenda. No que se refire á edición de poesía contemporánea no estado español, debido ao alto número de publicacións e á dispersión dos contidos na rede, non é fácil saber qué elexir e cómo chegar a lelos.
A diferencia de los primeros años de siglo, donde era relativamente fácil estar al tanto de los buenos poemarios que aparecían (otra cosa era conseguirlos), creo que el panorama español de poesía se ha fragmentado y disgregado de tal forma que tengo la sensación de estar perdiéndome buenos libros (...).
Así, ese animal social que é o feis, respóndelle nada máis e nada menos que con 88 títulos entre os que está o noso (de Davidia Martín Saornil, Elia Maqueda e máis meu) Papilas analógicas. Paisaxe sur text, editado por Progresele na colección Diminutos Salvamentos fai menos dun mes.
 
Déixovos o enlace ao post completo, aquí
;)
 

23/10/2014

"Alfabeto" de Inger Christensen, Sexto Piso

Reseña sobre Alfabeto, un libro de poemas de Inger CHRISTENSEN, traducido del danés por primera vez en castellano y editado por Sexto piso. Esta reseña ha sido publicada en el periódico de La Central (distribuido gratuitamente en nuestras librerías). Más reseñas mías online, aquí.


 

Inger Christensen concentra sus palabras claves ordenándolas alfabéticamente –de la letra A al número N- y las derrama según la secuencia de Fibonnacci en Alfabet, un poemario del 81 hasta la fecha no traducido en castellano, en el que leemos –en voz alta- cómo la voz poética nombra el mundo y convierte esta enumeración de conceptos, estados de ánimo y sucesos en declaración de intenciones. En un principio sólo presente como testigo, poco a poco esta voz nace en la  primera persona  (que nos acerca a las impresiones remotas de la infancia)  y comienza a tejer un álbum metafórico con la mirada puesta en la memoria, que devuelve el sentido a lo contemplado. Al poner el foco de atención en estas llaves de significado, la  autora danesa muestra que lo que le interesa es escarbar en el papel que el lenguaje -nada inocente- tiene en la percepción de la relidad. Donde otros crean discurso, ella señala la nieve, produce un paisaje de sabiduría. Pero su mirada no trasciende como la de Emerson, ni es filosofía vital como la de Thoureau. Christensen está emparentada con el tono de letanía de Szymborska, o el juego experimental de Zemborain y Espinosa. 

Pensar como un espejo, digo. Pensar como una nube, dice ella. Su reflejo es un autorretrato crítico, con el marco histórico que condiciona la existencia -en pleno del siglo XX la bomba atómica recorre el libro-, y a la vez esperanzado porque el amor también existe ya que goza de la desmemoria.

19/10/2014

No fear


Tinta Roja III Ciclo de Recitales de Poesía: 1º Sesión Brúj(ul)as poéticas

Inauguro unha nova edición do Ciclo de Recitais que organizo "Tinta roja". Este pasado 15 de Outubro as convidadadas foron Oriana Méndez e Noni Benegas. Aquí van os meus textiños de presentación e algunhas fotos de recordo.
 


Oriana Méndez publicó su primer libro en 2008. Derradeiras conversas co capitán Kraft. Luego vinieron Cero y ahora o que precede á caída é branco. Cuando la leí yo ya vivía en Madrid y me encantó disfrutar de una voz que bebía de la xeración dos noventa, pero se expresaba de otra forma. ¡Polífónía llena significado y compriso cuestionándose nuestro pequeño país enfermo de demagoxia e alzeimer! Guauu.

Un país con una historia de represión, pero también de resistencia.

Oriana bebe de Chus Pato y Chus pato bebe de Ferrín.

La voz poética de Oriana Méndez desanda, piensa en lo que precede al blanco, es decir, primero quiere descubrir desde dónde hablar - construir la identidad- antes de decir.   Y además, lo hace por placer, y se nota. Todo lo que escribe es bonito, escoitade,

Verás una autora, non verás a autora dona do

Cuarto

Verás una luz, a mesa, una cortina vverde

O teito non o verás, verás a brancura,

Detrás da brancura

Do outro lado da brancura:



Ahora vais a escucharla a ella…

-A Noni Benegas la leí en las historia crítica de la literatura española cuando estudiaba filología.

Y después, ahora, me la encontré en el Ladyfest, un festival de cultura feminista autogestionado. Y luego en euraca. Ese seminario de lenguas y lenguajeo, tan querido y odiado por mí por igual. Ese euraca que estuvo aquí en la primera edición de tinta roja

Así que me preguntaba yo,

¿cómo y por qué va a Euraca la autora de Las entretelas sedosas, Ese roce vivo?

Nada retiene, acaso el lenguaje.

Mariposas

Del instante alfiler

¡Ahhh, por esto va a EURACA!

 Noni, persona y autora, está hecha de la fuerza y el contradiscurso feminista que la llevó a investigar por su cuenta y firmar con Jesús Munárriz, la antología Ellas tienen la Palabra: dos décadas de poesía española, y en una edición posterior incluir un valioso estudio preliminar sobre la situación de las mujeres en la creación poética del 75 al 2000.

Esta obsesión por situar y descubrir por qué tener la posibilidad real de entrar en el canon literario todavía no existe en igualdad para escritores y escritoras, es la misma que la llevó a traducir la Teoría de la desaparición de Paul Virilio. Este autor dice: quien controla el territorio lo posee. La posesión del territorio no reside primariamente sobre las leyes y los contratos, sino en primer lugar y sobre todo, sobre el movimiento y la circulación.*

Dicho queda.

Nuestra autora, la que cree en la fractura del lenguaje y en otras fisuras que permiten cambiar el curso ideológico de la Historia, es una infiltrada en los ambientes que deciden quién  puede hablar y cómo se construye el imaginario en lo literario en este país. Premios, homenajes, simposios... Esos ambientes donde todo cuenta y da puntos, donde las cosas se hacen con dinero y por prestigio, allá ella – que no es una académica- va y contagia.

 
Non faltedes á próxima sesión.
 
 
[*A traducción é miña]